Mario Campos, nuevo Gerente de Administración y Finanzas

Mario Campos es Ingeniero Comercial en Economía con posgrados ligados al área económica y financiera. Su trayectoria profesional siempre ha estado unida a compañías de seguros. Inició su carrera laboral en áreas de estudios y de inversiones, para posteriormente comenzar con puestos de responsabilidad ligados siempre a las áreas financieras y de control de gestión.

 
Cuéntanos un poco acerca de ti, tu trayectoria profesional y cómo se te presenta la oportunidad de moverte de Chile a Colombia.

Ingresé a Solunion en 2018, en la unidad de negocio de Chile, y a partir de allí comenzó mi experiencia en seguros de Crédito. El moverme a otro país nace de la posibilidad y oportunidades que nos otorga Solunion en cuanto a movilidad interna, incluso hacia otros países.

Acepté el cargo con entusiasmo y la ilusión de emprender un nuevo desafío profesional luego de haber cumplido un ciclo en Chile.

 

¿Cómo fue tu comienzo dentro del Grupo Solunion?

En un comienzo fue complicado debido a los distintos cambios que estaba experimentando la norma en Chile.

Además de lo anterior, tuve que conformar un equipo de trabajo de tal manera que pudiera cumplir con todas las exigencias, tanto internas como externas, que nos planteaba este momento: exigencias propias de la administración y del regulador local en Chile (Solvencia II, por ejemplo).  Luego de unos meses de trabajo duro, pudimos consolidar un área fuerte en cuanto a procesos y cumplimiento en tiempo y forma.

 

En la actualidad, ¿qué funciones gestionas y a qué exigencias y necesidades te enfrentas desde tu cargo en Solunion?

Me responsabilizo de las áreas de Finanzas y Administración de Pólizas.

En Finanzas gestionamos todos lo que concierne a reportes financieros, tanto para el supervisor local, como para nuestra Holding. Además, estamos diariamente gestionando el flujo de caja y las inversiones que mantienen la compañía. La clave de nuestro trabajo en el área financiera es estar controlando el negocio de forma continua, en cuanto a ingresos y gastos.

Además de lo anterior, siempre intentamos anticiparnos al desarrollo de las variables claves del negocio, de modo que siempre podamos reaccionar rápidamente con medidas de gestión que nos permitan aminorar riesgos e impactos negativos sobre nuestros estados financieros.

En el área de Administración de Pólizas, el desafío este año está concentrado en el cambio de sistema que está experimentando nuestra compañía. Creemos que este cambio es una oportunidad de mejora para nuestros procesos internos, debido a que nos va a permitir seguir automatizando muchos de ellos, lo cual va a generar eficiencias tanto para nuestros clientes internos como para los externos.

 

Cuentas con una amplia formación y experiencia en planificación financiera, ¿cuáles consideras que son los “infaltables” para asegurar la correcta gestión de dicha responsabilidad?

Más que un infaltable, me parece que los procesos de gestión y de control a nivel de estructura organizacional deben ser robustos para lograr una correcta gestión financiera en nuestra compañía. Esto nos permite llevar un mejor control sobre el negocio y sus variables claves.

Además de lo anterior, como financieros, debemos siempre estar al tanto de lo que está pasando a nuestro alrededor, en cuanto a estar informado acerca de cambios normativos y económicos/financieros que están sucediendo en nuestro entorno. Por ejemplo, revisamos y medimos cómo los cambios en los mercados y sus tendencias tienen un impacto en el desempeño financiero que mantiene en nuestra compañía.

 

¿Con qué prioridades te encuentras dentro de Solunion Colombia desde el parámetro de la Administración Financiera?

La prioridad en este momento es irnos preparando para una serie de cambios normativos que están sucediendo en Colombia y que en el corto plazo debemos estar implementando. Por ejemplo, la implantación de la norma IFRS 17 y la entrega del Modelo de Cálculo de Capital de Solvencia basado en la normativa de Solvencia II.

Hoy día corremos con ventaja debido a que ambos temas se han venido trabajando a nivel de Grupo, por lo cual, ya tenemos la experiencia y conocimiento que facilitarán nuestra implementación y la medición de impactos.

 

¿Cómo evaluarías el bienestar financiero de Solunion Colombia en este momento?

El presente financiero que mantiene nuestra compañía es excelente. Presentamos un crecimiento en ingresos muy por encima de lo que fue el 2021, e incluso superior al presupuesto de este 2022.

Las perspectivas para este año son buenas: Solunion sigue manteniendo un crecimiento orgánico y sostenido, como ha venido haciendo durante los últimos años. Los indicadores financieros de gestión siguen siendo muy positivos y creemos que vamos a terminar el año muy bien en todos los aspectos.

El desafío para 2023 es seguir creciendo y manteniendo los buenos resultados financieros.

 

Cuéntanos sobre tus objetivos dentro de este nuevo reto profesional que asumes, como director y como persona.

Mi principal objetivo profesional es implementar algunas mejoras en algunos procesos que mantiene nuestra compañía para la adaptación de la normativa IFRS 17 y cálculos de Solvencia.

Además de lo anterior, debemos estar todos alineados para la implementación de nuestro nuevo sistema de seguros, el cual nos permitirá generar una serie de eficiencias en el trabajo diario.

Como director, además, siento que es importante trasladar experiencias previas con mis equipos de trabajo, las cuales son relevantes para los desarrollos de los distintos proyectos que tenemos en carpeta.

Solunion se une a Fundación Juanfe para seguir impulsando su compromiso con el avance económico y social del país

En Solunion desarrollamos nuestra actividad como compañía socialmente responsable y comprometida con el avance económico y social de los países en los que operamos, con iniciativas que promueven e impulsan nuestro compromiso con los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

En línea con este propósito y fieles a nuestro compromiso de impulsar la solidaridad y el apoyo por el desarrollo del país, nos hemos unido a través de una donación económica a Fundación Juanfe, organización colombiana sin ánimo de lucro que trabaja para romper los ciclos de pobreza, desigualdad y exclusión de una de las poblaciones más vulnerables de la sociedad: las madres adolescentes que se encuentran en situación de pobreza y pobreza extrema.

Esta donación consiste en una co-financiación de un porcentaje del presupuesto total del proyecto, para beneficiar a más de 17 mil mujeres, madres adolescentes primerizas que se encuentran en un rango de edad de 16 a 19 años y que están en situación de vulnerabilidad biológica y humana.

El objetivo de Fundación Juanfe es capacitar laboralmente, acorde a las demandas del mercado, a las madres adolescentes para que sean competitivas en el entorno laboral y puedan obtener y mantener un trabajo digno y estable, que les permita adquirir autonomía económica y mejorar su calidad de vida.

“Nos sentimos muy orgullosos de vincularnos a esta iniciativa con la claridad de que lo más importante son las personas, reorientar sus proyectos de vidas, fortalecer su autoestima y enfocar los esfuerzos en acciones que se conviertan en agentes de cambio para ellas”,  indica Jorge Andrés Jiménez, Director General Solunion Colombia.

Nota de prensa: NPs_mayo2022_DonaciónFundaciónJuanfe.pdf

Lanzamos el Compliance con nuestros Mediadores

Compliance

En línea con nuestra apuesta por garantizar el Compliance en todos nuestros procesos, canales y personas, iniciamos una nueva campaña dedicada a transmitir los Compromisos éticos que guían nuestro proceder a los mediadores con los que colaboramos, ya que entendemos que son parte fundamental de nuestra actividad. 

En esta ocasión, hemos compartido nuestro Código de Ética y de Conducta para Mediadores, haciendo especial énfasis en el principio de “magnanimidad”, una actitud que nos impulsa a emprender iniciativas con un verdadero espíritu de servicio: favorecer el bien de las personas y de toda la sociedad a través de una conducta ética. 

El documento incluye los 12 Compromisos Compliance de Solunion, que agrupan el conjunto de normas, valores y atributos de la personalidad que guían el comportamiento de nuestros empleados, los Solunioners, y  las responsabilidades que hemos asumido en Solunion para garantizar su cumplimiento. 

La campaña fue lanzada el pasado mes de junio, y recoge una serie de videos, juegos y actividades, a través de los cuales los mediadores pueden profundizar en los distintos contenidos del Código Ético y de Conducta para Mediadores para saber qué es lo que pueden esperar de los Solunioners e incorporar, a su vez, los distintos principios y valores a su actividad diaria, impulsando el Compliance en cada una de sus acciones. 

Solunion completa el traslado a la nube del entorno de sus clientes de Latinoamérica

Hemos dado un paso más en nuestro plan de innovación digital tras finalizar con éxito la migración de nuestras aplicaciones y portales web de clientes de Latinoamérica al entorno de servicios en la nube, administrados por Cloud Solunion.

La culminación de este proceso supone un nuevo hito en nuestro proceso de digitalización e innovación. Permite reducir barreras para el acceso a tecnologías recientes, potenciando la innovación y el desarrollo de nuevos modelos de negocio digitales. Además, contribuye a reducir el tiempo de lanzamiento de nuestros productos al mercado, agilizando la construcción de soluciones y la dotación de infraestructura necesaria para la gestión de nuestros clientes en Argentina, Chile, Colombia, México y la Región América Central y Caribe.

“Este primer paso nos brinda la oportunidad de seguir creciendo y optimizar nuestra productividad y competitividad en el mercado, ofreciendo a nuestros clientes soluciones más ágiles y adaptadas a las necesidades del negocio”, indica Fernanda Bendicho, Directora Corporativa de IT de Solunion.

Nota de prensa: NP-Solunion completa el traslado a la nube.pdf

El periodo medio de cobro global se situará en 64 días en 2019

Solunion Seguros de Crédito

El periodo medio de cobro global se situará en 64 días en 2019

  • El periodo medio de cobro de las empresas (DSO – Days Sales Outstanding) en el mundo se situó en 65 días en 2018, una reducción de un día con respecto al máximo de 66, alcanzado en 2017, el mayor registro de los últimos diez años. Se trata de una señal de que las compañías están tomando precauciones sobre los comportamientos de pago de sus clientes. Solunion estima un escenario de DSO de 64 días en 2019.
  • Las empresas chinas siguen registrando los peores datos, 92 días. Una de cada cuatro compañías recibe sus pagos pasados los cuatro meses, lo que pone de manifiesto su papel de “bancos invisibles” a nivel doméstico, pero también para el resto de Asia.
  • Con respecto a los mercados mediterráneos, Italia, Francia, Grecia y España aumentaron sus periodos medios de cobro en 5, 2, 2 y 1 día, respectivamente (datos de 2018).
  • Las empresas de los sectores de electrónica (-2 días), maquinaria (-1) y construcción (-3 días) continúan experimentando los periodos más largos, con DSOs de 89 días, 86 y 82, respectivamente, en 2018, muy por encima de la media mundial. Las compañías B2C tienen mayor control sobre los tiempos de pago.

Solunion, la compañía experta en seguros de crédito y de caución y en servicios de gestión del crédito comercial, presenta los últimos datos sobre periodos medios de cobro analizados por uno de sus accionistas, Euler Hermes, y estima una media mundial de 64 días para 2019, tras el máximo en diez años alcanzado en 2017 y la reducción de un día (hasta los 65) en 2018.

Nota de prensa: NP_Colombia-SOLUNION_DSO.pdf

La norma NIIF 9 le abona el terreno al seguro de crédito

Solunion Seguros de Crédito

La norma NIIF 9 le abona el terreno al seguro de crédito

  • La NIIF 9 cambia algunos parámetros para la valoración de instrumentos financieros, así como para registrar y calcular el deterioro de la cartera.
  • Gracias al ajuste de la norma NIIF 9, el seguro de crédito gana relevancia en las conductas financieras y contables.

Una de las leyes contables más relevantes que entró en vigor en 2018 es la Norma Internacional de Información Financiera 9 (NIIF9) sobre los instrumentos financieros. Esta norma introduce, entre otras novedades, una pauta concreta que dicta cómo deben abordar las compañías el deterioro de valor de los activos financieros, sustituyendo los requerimientos de la Norma Internacional de Auditoria 39.

Para la implementación de la NIIF 9 en las empresas, fue necesario que las compañías categorizaran sus modelos de negocio y definieran la metodología de valoración para sus activos financieros. Para ello, recabaron información histórica y realizaron un desarrollo de hipótesis sobre las condiciones económicas futuras respecto a su cartera, así como un diseño de modelos o matrices de provisión para el modelo de pérdidas esperadas.

En el párrafo B.5.5.35, la norma establece ejemplos de criterios que pueden usarse para crear categorías de activos, como la región geográfica o el tipo de producto; pero también la calificación crediticia, la garantía colateral o el seguro de crédito comercial.

Según Henry González, gerente financiero y administrativo de Solunion Colombia, “la norma menciona el seguro de crédito, ya que para aprobar una póliza es necesario conocer a los deudores: qué grado de riesgo de impago tienen, el historial crediticio, sus hábitos de pago, qué capacidad económica tienen o cómo es su flujo de caja. Con esa información, es posible establecer un grade y conocer la probabilidad de impago de una compañía”.

Desde la nueva perspectiva de las NIIF, el seguro de crédito contribuye a cumplir con la revisión y modificación metodológica en relación a la gestión de la cartera y, ante todo, a respaldar la protección de la liquidez de las compañías.

“Todo es un cambio cultural frente al análisis de riesgos. Antes se tenían modelos matemáticos básicos: tengo una mora, automáticamente defino un porcentaje y provisiono. En cambio, el tema de la NIIF 9 y del seguro de crédito, abre el panorama a tener un mejor análisis de riesgos, con base en diferentes variables y no en una sola, que sería el tema de la mora”, afirma el gerente financiero de Solunion Colombia. “Por ende, se hace más atractivo tener un seguro de crédito, porque este le facilita la creación de ese modelo, debido a que la definición de grados o la división de clientes por el análisis de las variables, le van a permitir sustentar más fácil su modelo”, concluye.

En 2018 aumentaron las compañías que se acogen a Ley de Reorganización Empresarial

Solunion Seguros de Crédito

En 2018 aumentaron las compañías que se acogen a Ley de Reorganización Empresarial

  • Solunion reporta sociedades deudoras de sus clientes en proceso de reorganización empresarial, Ley 1116.
  • De la cantidad en obligaciones pendientes, se reporta un índice de recuperación del 2.5%, en comparación con el 40% que se obtiene de los casos en impago por mora prolongada.

Dificultades para la finalización de procesos

En la actualidad, Solunion Colombia posee sociedades deudoras vinculadas a sus clientes, que cuentan con la póliza de seguro de crédito que cubre las ventas de estos, y que han iniciado procesos de Ley 1116.

El índice de recuperación de estos procesos es un dato que llama la atención, ya que a pesar de su antigüedad no supera el 2.5% en comparación con el 40% que se obtiene de los casos en impago por mora prolongada.

De manera complementaria al bajo índice de recupero y realizando una revisión detallada de los procesos más relevantes cubiertos por la compañía, se encuentran otras situaciones que poco favorecen el cobro del crédito impagado.

Tres factores explican esta situación:

  • Algunos procesos tardaron dos años o más en confirmar acuerdos, el manejo de las objeciones y la cantidad de créditos financieros de las sociedades dificultan la consolidación de los acuerdos de Ley.
  • Aproximadamente la mitad del valor impagado cubierto por la compañía tiene a la fecha acuerdos incumplidos sin haberse iniciado las liquidaciones.
  • Las malas prácticas de las sociedades deudoras, han implicado votaciones negativas de acuerdos e inicios de procesos de liquidación.

Según Laura Giraldo, Directora de Riesgos de Solunion Colombia, “Una de las principales causas que lleva a las empresas a tomar la decisión de ingresar en un proceso de ley 1116 es el excesivo endeudamiento, usualmente concentrado con entidades Bancarias, dado que les resta maniobra ante cualquier situación adversa ya sea del mercado o de su propia operación”.

En la compañía actualmente se tienen acuerdos confirmados, de los cuales un poco menos de la mitad han sido incumplidos. Por otro lado, también hay otro gran porcentaje que continúan en estado admitido, lo que llama la atención, debido a que estos acuerdos tardan en confirmarse un promedio de tres años, y esto amplía aún más el tiempo de pago. Los acuerdos en los que se tiene suerte se puede estar hablando de un tiempo estimado de 3 a 5 años para comenzar a recibir pagos de obligaciones.

Por todo lo anterior, SOLUNION considera de difícil recupero todos los casos que inician procesos de ley 1116, así mismo, la falta de comunicación dentro de los procesos y en algunos casos el desacato de la formalidad de la Ley, dificulta al proveedor el conocimiento claro de los procesos y su evolución.

Como elemento clave para superar todos estos obstáculos, es oportuno para todos los tamaños de compañías el acompañamiento del seguro de crédito como herramienta de gestión del negocio, pues en momentos como el actual este es la mejor alternativa para hacer ventas más seguras.

 ANEXO

El régimen de insolvencia tiene por objeto la protección del crédito y la recuperación y conservación de la empresa como unidad de explotación económica y fuente generadora de empleo, a través de dos procesos que comprende la Ley 1116 de 2006, en los que se encuentran la reorganización y la liquidación judicial.

En el primer caso, la reorganización empresarial, propende porque las compañías logren superar sus dificultades y continúen con el funcionamiento de su operación comercial, mientras que, en el segundo, la liquidación, tiene como objetivo liquidar las compañías de una manera ordenada y estructurada acorde con el marco normativo que indica la ley.

Cifras de la Superintendencia de Sociedades con corte a diciembre 31 de 2018:

El año anterior se iniciaron 514 procesos de empresas aceptadas en reorganización empresarial, cifra que supera en gran medida a las 399 compañías que iniciaron proceso durante el año 2017. Lo anterior indica que el crecimiento en los últimos dos años del número de empresas que entraron en Ley 1126, fue del 76%.

 

Cifras históricas

*Tomado de la Superintendencia de Sociedades (Extraído 10 de enero de 2017) www.supersociedades.gov.co

Por otro lado, en procesos de liquidación judicial, se aprecia una disminución en el número de procesos:

*Tomado de la Superintendencia de Sociedades (Extraído 10 de enero de 2017) www.supersociedades.gov.co

Según la revista Dinero*, en lo que va de la legislación, la Supersociedades ha aceptado 2.506 en reorganización, de los cuales, 584 concluyeron y 1.108 están en negociación. Así mismo, del total de empresas en este proceso, 200 son grandes y 408 medianas; por sectores, 299 son del comercio, 208 del manufacturero, 185 de servicios y 108 de construcción; y por regiones, 704 de Bogotá, 339 de Antioquia y 261 del Valle del Cauca.

*Edición digital 29 noviembre de 2018

Nota de prensa: NP_Colombia-SOLUNION_Ley-1116.pdf

Solunion Colombia busca expandir su mercado entre las Pymes y consolidar su presencia en Perú y Ecuador

Solunion Seguros de Crédito

Próxima a cumplir sus primeros 20 años de operación en Colombia, Solunion Seguros, compañía líder de seguro de crédito en el país con el 60% del mercado, planea expandir su presencia en el territorio nacional con nuevos servicios para las pequeñas y medianas empresas (Pymes), así como consolidarse regionalmente en Ecuador y en Perú, como gestora de riesgos empresariales, de la mano de su accionista Mapfre, emisora de las pólizas.

Las pymes colombianas representan un segmento interesante para la aseguradora porque históricamente son las que representan un nivel de acceso menor a este tipo aseguramiento. A pesar de tratarse de empresas con un mayor riesgo de impagos por parte de sus clientes, se les dificulta contratar las primas del seguro de crédito porque hay una percepción errada de que es innecesario o costoso.

Cuando una pyme no asegura su cartera no solo pone en riesgo su patrimonio sino su operación, debido a que las moras suelen dejarla sin capital de trabajo. De hecho, el 70 % de los siniestros que cubre Solunion se relaciona con la mora prolongada, que es el atraso en el pago que supera los 150 días.

Para conquistarlas, la compañía diseñó nuevos productos con características especiales para este tipo de empresas, que incluyen desarrollos digitales que mejoran las transacciones, y que ya se han puesto en operación en España y México con un buen nivel de aceptación.

Región Andina

Además de crecer en Colombia, Solunion pretende ampliar sus servicios en mercados de la región Andina, de la mano de su accionista Mapfre, que emite las pólizas en Ecuador, donde se está consolidando la operación; y en Perú, que se considera un país muy atractivo porque tiene un margen de penetración amplio gracias a que la cultura del seguro de crédito apenas se está difundiendo entre el empresariado.

La estrategia general es que más empresas de Colombia y de la región Andina entiendan la importancia de proteger los recursos que les adeudan, sobre todo en sectores donde la incertidumbre es mayor. La tarea a la aseguradora le ha representado un crecimiento exponencial en Colombia durante la última década, superior al 280%. En la actualidad, Solunion atiende un promedio de 6.366 solicitudes mensuales y un mercado de 36.675 empresas.