Proceso ejecutivo, la instancia final

 En Seguro de crédito

 Siempre que los documentos cumplan los requisitos establecidos por la ley, la aseguradora podrá acudir a la justicia para hacer valer esos derechos, mediante el proceso ejecutivo. Todo esto busca proteger los derechos crediticios de los acreedores.

 

En cumplimiento de la gestión de cobro, la última línea de actuación que tiene la aseguradora para hacer efectivo el pago de una obligación del cliente de su asegurado es el proceso ejecutivo.

Esa es la última línea de defensa en el proceso, a la que se acude cuando se agotan las demás instancias de cobro: las que hace el asegurado y la aseguradora. “Son procesos judiciales en los que se pretende ejecutar una obligación, que consta de un título valor, que puede ser una factura o un pagaré, u otros, como el cheque o la letra de cambio”, precisó la abogada Isabel Aguirre. 

Lo que se puede demandar

El artículo 422 del Código General del Proceso establece que “pueden demandarse ejecutivamente las obligaciones expresas, claras y exigibles que consten en documentos que provengan del deudor o de su causante; y constituyan plena prueba contra él, o las que emanen de una sentencia proferida por juez o tribunal de cualquier jurisdicción, o de otra providencia judicial…”

Consultada al respecto, Isabel Aguirre Álvarez define en qué consiste la caracterización de las obligaciones:

Clara, porque no da lugar a equívocos y el juez al recibir la demanda identifica exactamente cuál es el valor adeudado, quién es el deudor y quién el acreedor; así como la naturaleza de la obligación.

Expresa, porque el documento a ejecutar (en este caso, la factura) indica cuál es el monto.

Exigible, porque no depende de una condición o un plazo.

Es necesario enfatizar lo siguiente: el asegurado debe remitir a la aseguradora oportunamente las facturas y el pagaré originales, que son los únicos documentos que prestan mérito ejecutivo y que consecuentemente permitirán el cobro de la obligación por una vía mas rápida. No sirven copias, todo debe ser original.

Recomendaciones

Por ello, les recomienda a los asegurados de Solunion que manejen muy bien los procesos de documentación y facturación; y que lleven las facturas según lo indicado en la Ley 1231 de 2008 (que reformó el Código de Comercio y unificó la factura como título valor). De paso, recordó que el asegurado debe conservar el documento original porque es el que sirve para garantizar la cobertura del siniestro y la eventual demanda contra el cliente moroso.

Asimismo, recalcó que de la rapidez con que el asegurado reúna y entregue los documentos y el poder, dependerá el inicio oportuno de la gestión de la aseguradora. Entre otras razones, para evitar que el deudor haga simulaciones, venda bienes, limpie sus cuentas, etc.

Los esquemas y las etapas

Las etapas del proceso ejecutivo son: 
 
  1. Presentación de la demanda: se piden medidas cautelares (las que dispone el juez para proteger la obligación), de las cuales depende el éxito del proceso. Por ejemplo, embargar cuentas, congelar el patrimonio del deudor, etc. De eso depende mucho la recuperación. 
  2. El juez se pronuncia sobre la admisión de la demanda: dicta auto o mandamiento de pago; es cuando dice si la persona tiene derecho al pago. 
  3. Inadmisión: por un error o por falta de requisitos. Da cinco días para entregar lo requerido. Por eso muy importante que los procesos de facturación se hagan con toda la formalidad. Hay que entregar los originales, no fotocopias. 
  4. Si acepta el mandamiento de pago: normalmente el juez adopta las medidas cautelares solicitadas, entonces embarga cuentas y bienes.
  5. Notificación al deudor: lo ideal es que sea personal, si no mediante informe en un periódico. 
  6. El deudor debe contestar la demanda, manifestar excepciones: Si contesta y dice que va a pagar, no se requiere audiencia de conciliación.
  7. Finalmente se dicta la sentencia condenatoria. 

Hay dos elementos relevantes que debe tener en cuenta el asegurado: un proceso ejecutivo puede tardar hasta dos años. Aunque el juez tiene un año para fallar, a partir de la admisión de la demanda.

Lo segundo es que si el proceso es en otro país, Solunion tiene la unidad de negocio World Collection Network, que se encarga del proceso; y todo de acuerdo con la legislación de cada país.

 
Artículos Relacionados

Start typing and press Enter to search