Controlar el riesgo mientras soplan vientos de crisis

 En Actualidad y Opinión, Destacados

Editorial – Alejandro SantaMaría C.

Hemos sido testigos en los últimos años de las tensiones geopolíticas que han permeado el escenario de los negocios. Pero ahora el desafío es mayor porque se sumó el conflicto comercial de las dos grandes potencias globales, con desenlace indescifrable, no obstante haber señales de distensión.

Latinoamérica podría cerrar el año con crecimiento negativo; aún sin contar a Venezuela, el desempeño del PIB regional será uno de los más regulares en lo corrido del Siglo. Pero nuestra realidad económica no dista de la que experimentan en otras geografías. De hecho, el PIB mundial difícilmente cerrará el año con expansión cercana al 3%, según las últimas previsiones del FMI. 

En reportes recientes, también el Banco Mundial ratificó el temor porque se profundice la desaceleración. Lo anterior, es atribuible a las tensiones comerciales de Estados Unidos y China, la prolongada indefinición del Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea) y al deterioro económico europeo.

Todo eso, que en resumen significa futuro incierto, nos obliga a estar enfocados con mayor detenimiento en el análisis del entorno, y en la situación de los países y los sectores, pero con el ánimo de anticipar circunstancias, de tomar decisiones y estar preparados para lo que puede llegar a suceder.

Nuestra tarea

En Solunion estamos haciendo esa tarea. Somos conscientes de que el trabajo nuestro (ahora más) es contribuir a que nuestros asegurados tengan mejores cimientos. Porque solo aguantan las crisis los que tengan bases más fuertes. Y para ello es indispensable hacer un control adecuado de los riesgos.

¿Cómo lo estamos haciendo? Tratando de anticiparnos a los acontecimientos. Hemos hecho un trabajo juicioso en los estudios sectoriales para entender cómo se están comportando, porque entre más conocemos los sectores, mejores decisiones de riesgo podemos asumir y acompañar a nuestros clientes.

El elemento clave para sortear oportunamente las amenazas es el conocimiento. Y nuestra consigna es que entre más conocemos, más somos capaces de asumir riesgos y de darle asesoría al asegurado para que esté en mejor posición.

Viene un 2020 sobre el cual los pronósticos no son buenos. Nos despierta optimismo Colombia, pero el entorno lo vemos con reservas. Como lo hemos recomendado en otras ocasiones, no hay que perder la prudencia. El corto plazo no puede hacernos desviar del objetivo fundamental: la sostenibilidad del negocio. Y para ello, hay que tener control de la cartera y mucho conocimiento sobre quiénes son los clientes. Esa es nuestra responsabilidad.

Hoy, en Solunion tenemos un motivo para estar felices: compartir con los asegurados que ponemos en marcha la nueva estrategia global trazada hacia el año 2021 con ella una renovada imagen de la marca. Un motivo más para mantenernos firmes en el empeño de ser su mejor aliado en la gestión del riesgo de cartera.

Artículos Relacionados

Start typing and press Enter to search