Skip to content

Todo lo que debes de saber sobre la gestión legal de una deuda comercial

45587595_m (1)

Las transacciones comerciales de productos o servicios son las acciones que mueven los negocios, ya sea que hablemos de una empresa grande, mediana o pequeña. Si bien estas son vitales para el funcionamiento de cualquier entidad comercial, hay casos en los que las carteras mal gestionadas se pueden volver en una pesadilla. Por ejemplo, cuando el comprador no paga o se demora en hacerlo más del tiempo acordado. Para hacer más llevaderas este tipo de situaciones, existen en el mercado maneras de gestionar el cobro de una deuda comercial con las máximas garantías y con todo el acompañamiento necesario.

Todas las empresas tienen una lista de compradores o proveedores que, por la confianza o por un componente estratégico, por ejemplo, obtienen ciertos beneficios en las transacciones comerciales. Un ejemplo de ello es la posibilidad de realizar los pagos a crédito. Obviamente, hay tiempos que deben ser respetados y con los que el cliente debe comprometerse. En caso de incumplimiento, cada persona que funja como proveedor de un crédito puede realizar una gestión legal de la deuda comercial. No es cierta la creencia de que si un deudor dice que no tiene para pagar una deuda esta obligación desaparece. Como se dice popularmente “esa platica se perdió”.

Existen varias empresas especializadas en recobros de deudas, como es el caso de Solunion, que cuenta con experiencia y conocimiento para ayudarte a recuperar las deudas comerciales, protegiendo el flujo de caja de tu compañía y ayudándote a continuar con tu actividad comercial a pesar del impago.

Algunas veces que una empresa aun teniendo un buen volumen de ventas, continúa con sus números contables en rojo. Esto se puede deber a carteras mal gestionadas que se han salido de control, en ocasiones por el afán de vender sin pensar en la misma seguridad del retorno de la inversión. Es en este punto donde la gestión legal de una deuda comercial se vislumbra en el panorama como una posibilidad.

Cabe aclarar que la gestión de una deuda comercial es un proceso legal. Es casi que el último recurso, debido a que hay ciertos pasos iniciales para el cobro efectivo de deudas, como son los avisos extrajudiciales que se basan en notificaciones, cartas de cobro, llamadas o visitas en las que se le informa y recuerda al deudor la obligación de pago que tiene pendiente. Pero este tipo de pasos no cuentan con sustento jurídico y deben hacerse sólo en días y horarios hábiles. También para estas acciones, puedes acudir a una empresa especializada.

Las acciones legales que implican responsabilidad jurídica son tomadas cuando estos recursos de cobro extrajudicial han sido agotados.  Para este tipo de trámites y procesos legales, para muchos desconocidos, es mejor contar con un aliado que te brinde asesoría a lo largo de todo el proceso, para cada caso en específico, dependiendo de las condiciones de cada deudor al momento de iniciar la gestión legal. Antes de comenzar los trámites legales, en la etapa de gestión administrativa pre legal se estudia la realidad de tu deudor y se estima cuál es el camino más efectivo para realizar la gestión legal de la deuda.

Para este proceso se analizan los posibles bienes que tu deudor tenga a su nombre y otro tipo de ingresos, como pueden ser contratos con entidades públicas u otras empresas, con el fin de tener las mejores herramientas de cobro para asegurar el pago de la deuda.

Luego de la etapa de análisis, las empresas especializadas en este campo, tal como Solunion, llevan a cabo un estudio de solvencia de tu deudor en el que se incluyen una serie de posibilidades, para finalmente aconsejarte cuál será la mejor y la más efectiva para proceder con la gestión legal de la deuda comercial.

En el momento en el que se culmina toda la etapa de análisis de solvencia del deudor se pasa a la fase de gestión legal en la que se inicia formalmente un proceso jurídico en el que el deudor tendrá que presentarse a estrados a resolver la situación de no pago en su compromiso. Aquí el asunto pasa de notificaciones a posibles sanciones o embargos de bienes que luego podrían ser rematados, todo con el fin de suplir el valor total de la deuda en cuestión acompañada de los intereses respectivos que se generasen durante el tiempo que dure el proceso.

En este campo, en Solunion contamos con toda la experiencia en la gestión legal de deudas comerciales y con las herramientas necesarias para que nuestros asesores jurídicos expertos en Derecho realicen cobros de facturas impagadas en más de 150 países del mundo.

La mejor manera de evitar un impago es la prevención mediante una correcta gestión del riesgo comercial. Sin embargo, si este llega a producirse, las acciones de recobro pre legal y legal son una excelente solución para gestionar el cobro de la deuda y evitar tensiones en el flujo de caja de tu empresa.    

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Actualidad Solunion

¿Quieres más información?

Últimas entradas

Somos una joint venture de mapfre y euler